(Carta manuscrita de Zenobia Camprubí a Graciela Palau, con el membrete:) Washington Sanitarium and Hospital / Takoma Park, Washington 12, D.C.

Hoy, martes, (Washington, D.C., agosto de 1950)

Querida Graziella:

Le escribo yo porque J.R. se empeña en llamarla a todas horas a la universidad y no dan con usted. ¡Las rosas son preciosas! Hasta en este sanatorio en que hay flores en todas las habitaciones, cuando las enfermeras llegan a esta habitación, se extasían. El primer día llegaron tan lindas, en capullo, luego se fueron abriendo y ahora, que están abiertas del todo, están espléndidas y el perfume es tan maravilloso que se huele desde la cama, aunque están abiertas del todo, están espléndidas y el perfume es tan maravilloso que se huele desde la cama, aunque están sobre la cómoda a los pies de la cama para estarlas viendo. Muchísimas gracias por su atención y su cariño. Creo que para el sábado se habrá terminado todo esto y volveremos a casa. Lo malo es que veo esfumarse el veraneo…

Esto es hermosísimo, así que, si antes del sábado me avisa por teléfono, Shepherd 88oo, la voy a buscar y la traigo para acá para que lo vea, a la hora que sea: para almorzar, para charlar o para lo que quiera.

Su buena y agradecida amiga;

Zenobia C(amprubí) de Jiménez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s