El Baúl: Germán Martínez González

Hola, hola, hola, queridos amigos.

“Alzheimer” Según la Real Academia Española:

Trastorno neurológico progresivo caracterizado por la pérdida de la memoria, de la percepción y del sentido de la orientación, que se produce ordinariamente en la edad senil.-

___

Naufragio De Recuerdos

Por fin en casa, pensaba que este día no iba a terminar nunca. El peor día de mi vida. Acabo de despedirme de la persona que me ha enseñado todo lo que sé, la persona que más quiero, mi padre. Ahora que él no está tan solo me queda recordar.

Son muchos los recuerdos que tengo de él, y la manera que tenía de decirme que todo al final acaba bien. Pero si tuviese que quedarme con uno, me quedaría con la forma que tuvo de despedirse de mi hermana Helena y de mí. Te queremos papá, nosotros nunca te olvidaremos.

“Yesterday, all my troubles seemed so far away, now it looks as though they’re here to stay.     Oh I believe in yesterday”. Hay un hombre sentado en un sillón, junto a la habitación 229. Sobre sus manos un libro en cuya portada aparece el dibujo de un hombre con una capa de reina sobre el hombro izquierdo mientras con su mano derecha alza la corona. Nada más al comenzar la canción, Bernabé cierra el libro, lo agarra fuerte contra su pecho y se levanta. Camina lentamente hacia la radio, se detiene justo delante y la mira fijamente. Sus ojos comienzan a llenarse de lágrimas. Al cerrar éstos caen las primeras lágrimas y un pequeño sollozo se escapa de lo más profundo de su ser. Una mano se posa sobre su hombro mientras se oye a alguien decir, “¿Papá, estás bien?” Su hijo Diego ha venido a verle. Bernabé se da la vuelta y mientras seca sus lágrimas dice, “¡Claro!”, sonríe, “no sé qué me ha podido pasar”. Diego se queda unos segundos mirando a su padre y le da un abrazo. “Papá, esta era la canción favorita de mamá” Bernabé, se aleja y se vuelve a sentar en el sillón. “Veo que nunca te separas del libro, aquí te he traído todos sus discos para que puedas disfrutar de ellos.” Diego deja una bolsa llena de libro-CDs sobre la cama. “Voy a ver al médico, espera aquí que ahora viene Helena y no viene sola”. Diego sale de la habitación en busca del médico. Al mismo tiempo llega Helena con su hija. La nieta corre hacia el abuelo gritando. Éste la coge en brazos y empieza a besarla. “Abuelo, ya no vienes a por mí al colegio. ¿Es que ya no me quieres?” dice la pequeña un poco enfadada. El abuelo no sabe qué decir y Helena se acerca diciendo, “Claro que te quiere, sólo que ahora no puede porque tiene que estar aquí”. La nieta coge un libro-CD y le dice al abuelo que se lo lea, este se vuelve a sentar en el sillón con su nieta en las rodillas y comienza a leer un libro-CD “Made In Heaven”.

Diego llega de hablar con el médico y le dice a su hermana que sus mayores temores se han convertido en una amarga realidad. “Papá tiene Alzheimer” dice Diego, casi sin aliento, mientras ve como Bernabé continúa leyendo para a su nieta. Los hermanos callan, ninguno se apresura a decir palabra. Finalmente Diego comienza a recoger la ropa de la habitación mientras le dice a su hermana que quiere llevárselo a casa para poder cuidar de él y que no quiere que aunque poco a poco se vaya olvidando de las cosas, su último recuerdo sea una triste habitación de hospital.

Tras varias disputas entre hermanos decidiendo qué es lo mejor para su padre, deciden llevarlo a casa. Los meses pasan y la enfermedad poco a poco le va consumiendo la vida. Todas las mañanas de los primeros meses Bernabé los pasa en el jardín, mirando las cosas insignificantes para el resto pero grandiosas para él. Podía estar horas mirando las flores crecer, las abejas posándose en ellas y si miraba al cielo, podía contemplar algún pájaro volar a su nido. Parecía que era la primera vez que veía esas cosas. Sin embargo, las tardes las pasaba en el estudio. Se dedicaba a leer y a escuchar una y otra vez las mismas canciones e incluso alguna vez se aventuró a escribir ya que llegaba a la cena con tinta en las manos.

Los siguientes meses fueron meses para olvidar, poco a poco Bernabé iba olvidando prácticamente todo. Ya no salía al jardín y el estudio permanecía cerrado todo el día. Perdía el interés y la motivación de lo que antes disfrutaba como un niño, preguntaba una y otra vez las mismas cosas y su humor sufría muchos cambios. Ya no podía comer solo, desconocía los objetos que le rodeaban hasta tal punto de olvidarse de la gente que de su alrededor.

Su nieta para él ya no era su nieta, tan solo una niña de 7 años. Sus hijos, ya no eran sus hijos, tan solo eran las dos personas que le cuidaban y la foto de la mujer que hay encima de la mesita ya no era su difunta esposa, tan solo era una fotografía junto a la cama. El Alzheimer cautivó su mente hasta tal punto de dejarlo en cama durante todo el día.

(Continuará…)

___

Continuaremos con el relato la semana que viene. Saludos.

Germán Martínez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s