Cartas de las hablas autóctonas

¡Hola! Esta semana vuelvo a hablar del andaluz. Os he traído una carta escrita en la “lengua” de Granada con la intención de mostraros que, aunque la gente forme parte de una misma comunidad, no se habla igual. En dicha epístola, Miguel, un granadino de pura cepa, le escribe a su primo Paco para informarle de lo que ha hecho Antoñico el último fin de semana:

Querío Paco:

Te cuento lo que hiso mi primo Antoñico el fin de semana pasao:

“Un fin de semana der copón

Antoñico sacó la entrá p´a ver el ehpehtáculo. Na máh e llegó, el comersiáh le dio que le siguiera. Antoñico se dio cuenta que lo miraba con una emosión cómplise, y le dio, poh güeno, le dio un combinao de varioh licoreh y lo llevó al autoservisio. En una mesa entrelarga había comía de fiambreh, llenica de bocadillos e panseta. Er camarero, que con guhto le ofresió un bihcocho, tenía to la pinta de seh mariquitica. Por suh mohíneh paresía q´ehtaba hasiendo hinnasia, se le veían a ca brinco loh carsonsilloh, como en un anunsio de publisidah de calvin clein. De golpe y porraso cayó en la cuenta; qué pollah hago yo aquí en medio de ehte follaero hente ehtirá. Cómo he podío deháh a mih chaveah leyendo tebeoh con la niñera en la acampá mientrah mih cohoneh, rodeao de ehta parva de artoh ehecutivoh ehtoy fuera huego. Pa mí eh una dehventaha que no se la sarta un gargo. Si tuviera una fiambrera la llenaría toíca con ehtoh avíoh y se lah llevaría a mih chaveah en veh d´ehtah aquí como un hilón. A Antoñico se l´ehcapó una lágrima como un puño, se sacó der borsillo er pañolico y salió hechando hohtiah der sitio pensando que to aquello era un plahio”.

Un beso,

Miguel

Diccionario del habla granaína, Alfredo Leyra

A continuación, os voy a explicar de manera muy breve los rasgos más característicos:

En el nivel fonético-fonológico, destaca el seseo (cómplise, hasiendo), el rotacismo (borsillo, er), aspiraciones de la alveolar fricativa en situación implosiva (lah, ehta), síncopas (combinao, podío), aspiración de la velar oclusiva sonora (dehventaha, plahio), equivalencia acústica entre la bilabial oclusiva sonora y la velar –b y g- (güeno), cambio de acento enfático debido a aspiraciones (avíoh, toíca), y fenómenos de la fonotaxis o de formación extrema de sirremas (p´a, d´ehtah).

En cuanto al plano morfosintáctico, cabe resaltar que se utiliza mucho la formación de palabras con el sufijo -ico (pañolico, Antoñico).

Con respecto al plano léxico, es curioso el empleo de una expresión muy típica de Granada: qué pollah hago yo aquí.

Para terminar, este texto es un reflejo del habla de Granada. Esto lo podemos saber por los distintos rasgos que emplea, que se diferencian del habla de Málaga y de Jaén en la gran utilización de aspiraciones de la /s/ y de la /g/. Esto y la expresión típica que allí usan (qué pollah hago yo aquí), nos muestra la gran diversidad de lenguas que hay en Andalucía y en nuestro país.

En conclusión, este texto es una manifestación del habla de Jaén. Esto lo sabemos por los rasgos que emplea, y que difieren mucho del texto de Málaga. No se producen ni seseos ni seseos, y la confusión de la /ll/ con la /z/ es propio de Jaén. Así, este texto junto con el de Málaga sirven para reflejar la variación de la lengua, incluso, dentro de una comunidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s