Cartas de las hablas autóctonas

¡Hola!: esta semana os traigo una fantástica carta escrita en la “lengua” de Munera (Albacete). En ella, una mujer le escribe a su hijo, que se ha ido a estudiar a la ciudad, para informarle de los acontecimientos que han pasado en la aldea. Esta epístola dice así:

Hola hijo. Espero que cuando te llegue esta carta estés bien. Por aquí todo bien.

Ay Paco, madre mía, que ya te has hecho grande y te has ido del pueblo y ara me has dejao aquí sola con tu padre que no hace na más que bubear y dar por saco. Macuerdo toavía cuando eras guacho y estabas siempre jubando aquí con los guachotes de la Gregoria la vecina. Que tal lo llevas por Sevilla.

Aquí en laldea no ha nevao toavía, aunqueasiesque toavía no hace refrior, pero el airazo ya rasca. Padre te manda munchismos besos y dice que tengas cuidiao con aquellas gentes andaluzas que tienen un hablar raro que no se les entiende bien. Que qué tal es el rancho por aquí. Seguro que estás harto de manduquear el rancho ese por lo visto no está mu güeno. Yo te rancharé güeñas migas y unas gachas que te vas a chupar los deos de los buenísmas que te van a estar.

Espero que entiendas bien mi letra que como yo nunca fui a la lición sabes que soy basta y no sé dicir bien las cosas, aunqueasiesque no le vayas a enseñar esto a naide por que no se vayan a rir de tu madre, que aunque no tengo lición no soy tonta, que bien que hago quesos y que ayudo a tu padre con el ordeño.

Ara padre se ha gobernao de resfriarse y está quejicoso, aunqueasiesque está hecho un cansino y con ná que hace tiene cansera. La hermana gregoria te manda munchos recuerdos, que está hecha una licenciá que no sabe na más que poner faltas, que aunque está achacosa quiere hacerlo tó, aunqueasiesque ya ves la pelea que se ha gobernado tu madre.

Espero que escribas pronto. Besos de padre y míos, y munchos munchos besos dende tu pueblo que te echamos de menos. Anda con Dios.

Antes de explicar los rasgos más característicos, me gustaría decir que apenas aparecen elementos del nivel fonético-fonológico, y esto se debe a que la mujer pretende ser un poco estándar, aunque no haya ido a la escuela.

A continuación, os voy a explicar de forma muy breve las principales características:

En el plano fonético-fonológico, destaca el empleo de síncopas (dejao, muchísmo); asimilación de vocales (ná, tó); monoptongación (rir); vacilación de átonas (dicir); metátesis (naide); epéntesis (munchos); equivalencia acústica entre la bilabial y la velar (güeno) y la formación extrema de sirremas (macuerdo, aunqueasiesque).

Con respecto al nivel morfosintáctico, cabe mencionar el reiterado uso de la locución conjuntiva aunqueasiesque con un valor adversativo. También, llama la atención el uso de los sufijos -azo (airazo) y el verbo gobernar, que tiene un carácter arcaico, y aparece rigiendo un C. Rég (gobernao de resfriarse).

En cuanto al léxico, se aprecian algunas palabras o construcciones arcaicas (dende, gobernao de). Además, aparecen palabras propias de Munera (guachos, jubando, bubear, manduquear).

Antes de la conclusión, quiero dar las gracias a mi gran amigo Fructuoso Atencia por haber conseguido esta carta tan maravillosa de su pueblo. ¡Muchas gracias, Fructuoso!

Para terminar, observamos que este texto es una maravilla. Aparece, incluso, una apreciación dialectal: dice que tengas cuidiao con aquellas gentes andaluzas que tienen un hablar raro que no se les entiende bien. Así, podemos observar la conciencia, la actitud que tienen hacia otra variedad (el andaluz), de que se habla “mal”. Como ya sabemos, ninguna variedad habla peor que otra. De esta forma, hay que tener cariño a las variedades y no despreciarlas.

Este texto se distingue de otro que puse de un pueblo cercano, Lezuza, en que el texto que hoy os presento usa un léxico (manduquear), unas construcciones sintácticas (gobernao de), elementos morfológicos (airazo), y una fonética distinta (dicir). Esto me lleva a refirmar lo que dice Moreno Fernández: “no hay criterios estrictamente lingüísticos para separar un dialecto de una lengua. Y, cada lengua tiene su propia sintaxis, morfología, fonología y léxico”. Así, vemos como dos pueblos, que apenas distan entre sí de 17 km, tienen lenguas distintas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s