Sonríe

Estimada amiga:

Sonríe porque siempre hay un motivo. Sonríe porque tienes trabajo, porque aunque te agobie pensar que estás cansada, tienes un motivo por el que ocupar tu mente, por el que sentirte admirada y reconocida. Tienes una labor que realizar que de un modo directo o indirecto ayudará a mejorar la calidad de vida de cualquier otro vecino tuyo.

Sonríe por aquel chico al que amas y no te ama, él es el fruto de tu inspiración, a él le debes las lágrimas y sonrisas, y aunque solo fueran lágrimas, le debes que te haga sentir viva; porque hasta para sufrir hay que sentirse vivo. Porque gracias a que no lo tienes puedes soñar y construir preciosas historias con las que alimentar tu corazón y tu alma. Historias con las que escribir poemas, historias con las que escribir relatos, simplemente tienes algo que contar, algo que imaginar y algo que crear.

Sonríe porque cuando no tienes dinero para hacer lo que quieres, tienes la capacidad de desarrollar el ingenio y de valorar lo que el metal no puede atrapar: puedes llorar, bailar, cantar y pasear bajo la lluvia. Puedes leer mientras paseas y cerrar los ojos mientras el sol te acaricia los párpados un sábado al mediodía de una noche de invierno, justo en ese momento en que se escapa del frío para pararse en tu rostro.

Sonríe por aquel que no puede hacerlo.

Fdo: Yolanda Ruano Laparra

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s